Loading...
CancúnNoticias

El niño Ángel Jacinto Noh Tun, alumno de primaria en Quintana Roo, exigió a los diputados locales actuar contra el exgobernador Roberto Borge

El niño Ángel Jacinto Noh Tun, alumno de primaria en Quintana Roo, exigió a los diputados locales actuar contra el exgobernador Roberto Borge, acusado de enriquecimiento ilícito y les demando hacer justicia ante la impunidad.

“La delincuencia en Quintana Roo es una cachetada, un insulto para los que amamos esta tierra: ejecuciones, levantones, violaciones y, lo más triste, el robo descarado e impune de Roberto Borge”, dijo el menor al participar como diputado infantil en el Congreso del Estado. Los aplausos no se hicieron esperar.

“Tú, diputada o diputado, ¿qué haces para no ponerlo tras las rejas?, ¿tienes miedo o ya te llegó al precio? Borge invade, vende, regala terrenos descomunales a familiares y amigos. ¿Y a él quién lo molesta?”, los inquirió como parte de su discurso titulado “Transparencias y Medidas contra Actos de Corrupción”.

Estudiante de la escuela rural de jornada ampliada “Cuauhtémoc”, ubicada en el municipio José María Morelos, vestido de guayabera blanca, el niño adoptó el tono y los ademanes que suelen verse en las tribunas de los congresos, pero pronto sorprendió con su discurso memorizado de cinco minutos:

“Todos estamos atónitos ante la corrupción, la ausencia de valores que levanta la ola de violencia en nuestro estado. ¿Cuántos de los de aquí no hemos gritado basta de asesinatos, secuestros, violaciones y robos?”, cuestionó.

La corrupción, agregó, es uno de los grandes males del mundo y se ha convertido en uno de los principales obstáculos que impide el crecimiento de los pueblos y de la historia.

“Hemos tenido gobiernos que se han servido del abuso del poder y la impunidad, los pueblos se han manifestado en contra de los malos gobiernos, guerras civiles, revoluciones, movimientos armados y distintas manifestaciones populares”, dijo.

De igual forma, argumentó que en nuestros días, políticos y gobernantes “hacen lo imposible para conservar sus privilegios, sin importar la miseria por la que están pasando los pueblos en México. Ya no nos sorprende leer en los periódicos que es inútil luchar contra la corrupción, ya que nuestras autoridades de todos los niveles protegen y cubren a todo aquel que con dinero y poder haga una atrocidad en contra de un ciudadano o de la sociedad”, refirió.

Agregó que es triste darse cuenta como la sociedad completa ha hecho de la corrupción un estilo de vida que no discrimina ni edad, ni sexo, ni religión o etnia.

Por ello, hizo un llamado a los presentes a que formen parte de los que dicen no a la corrupción y en junto padres de familia, alumnos, maestros de escuela trabajen para hacer las cosas de manera correcta.

“Seamos ciudadanos activos de los cambios reales y emprendamos con energía, el papel que nos corresponda. Gracias”, concluyó.

Proceso

Deja un comentario